Papaki Yoga

estoy-embarazada.jpg

Estoy embarazada: ¿Cómo me cuido?

Posted by Lorena Siqueiros on Jun 26, 2016 11:29:40 PM

Desde el momento que sabemos que un bebé vive dentro de nosotras, un gran cambio sucede. Empiezo a cuidarme: como mejor, tomo más agua, trato de descansar más, no quiero estresarme en el trabajo, no quiero enojarme... Estas actitudes forman parte del autocuidado, ese tiempo y espacio que me regalo para revisar y planificar mi salud mental, física, emocional, espiritual y familiar.

Es muy importante tomarme este tiempo primero a solas, luego en pareja para reflexionar sobre mis necesidades, mis retos y expectativas, las de mi pareja o familia que me acompaña. Siendo honestas, primero con nosotras mismas, escuchando nuestro cuerpo y traduciendo nuestras emociones. Abriendo un canal de comunicación con nuestros seres queridos para hacer acuerdos que funcionen a la nueva familia... y sin olvidarnos de pedir ayuda cuando la necesitemos.

¿Qué puedo hacer yo para cuidarme físicamente, para ayudar a mi cuerpo a crear a este nuevo ser y darle lo mejor de mí?

En primer lugar, escúchate. Deja que tu intuición de madre te guíe. 

La intuición como en papaki la entedemos, (del latín intueri «mirar hacia dentro» o «contemplar») es una herramienta poderosa que podemos ejercitar con la yoga, la relajación y la meditación, enfocándonos en nuestro centro, confiando en la sabiduría ancestral de nuestro cuerpo para gestar y dar a luz a nuestro bebé.  Se le llama intuición al conocimiento que no sigue un camino racional para su construcción y formulación, la intuición es la percepción directa de la realidad por fuera del razonamiento convencional y el instinto es parte de ella.

En este post: 8 claves para hacer feliz a tu bebé desde el vientre resumo algunos puntos de autocuidado como son: Comer sanamente, hacer ejercicio y bajar el estrés cotidiano.

Hoy quiero agregarles otros recursos de autocuidado al alcance de todos.


 

1. Herbolaria

El conocimiento y utilización de las plantas por las sociedades humanas tiene una larga e interesante historia, reconociéndose que desde siempre las plantas satisfacen muy diversas necesidades y una de ellas es la recuperación y el mantenimiento de la salud.

Muchos síntomas del embarazo pueden tratarse primero con remedios naturales antes de recurrir a medicamentos alópatas. Por ejemplo, el té de hoja de frambuesa. Mira este post: La hoja de frambuesa para el parto

2. Homeopatía

Una de las disciplinas de medicina alternativa con mayor tradición en occidente, que ha demostrado efectividad y que cuenta con soluciones para practicamente cualquier padecimiento o molestia, incluidas las que se experimentan durante el embarazo. Busca un profesional homeópata y explora la salud desde lo natural.

3. Acupuntura

La acupuntura lleva más de 3.000 años practicándose en el mundo oriental con numerosos éxitos reconocidos. En el caso de la mujer embarazada, el profesional sabrá que puntos puede o no tocar. Yo personalmente la he utilizado con mis alumnas para la estimulación de las contracciones cuando el doctor las presiona con la fecha probable de parto con muy buenos resultados. 

 

4. Masaje prenatal

El masaje es una alternativa para relajarse física y emocionalmente y ayudarte a aliviar dolores, tensiones e incomodidades de forma natural en el embarazo. Tener masajes en el embarazo sí está permitido en la mayoría de los casos y hasta es recomendado.

Algunos de sus beneficios son:

  • Te ayuda a reducir el estrés y ansiedad, los masajes reducen los niveles de las hormonas causantes del estrés y aumenta la serotonina sustancia que en bajos niveles es asociada con la depresión algunas veces presente en el embarazo.
  • Alivia la inflamación.
  • Mejora la circulación.
  • Alivia dolores musculares.
  • Disminuye el dolor de piernas y espalda, causados por el peso extra.
  • Alivia la tensión sobre nervios como calambres.
  • Ayudan durante el parto a reducir el dolor, su duración y mejorar los resultados.
  • Mantienen la elasticidad y flexibilidad del cuerpo, lo cual disminuye el riesgo de estrías.
  • Ayudan a dormir mejor y a darle a la mamá un estado emocional placentero.
  • Estimulan el sistema inmunológico, lo que te ayuda a prevenir enfermedades de forma natural.
5. Relajación, meditación y visualizaciones

Así como es importante mantener el cuerpo y la mente activa para mantenerlas saludables, igual de importante es poder lograr estados de relajación a voluntad equilibrando los sistemas corporales, la mente y las emociones, liberando el estrés y disparando nuestros procesos creativos. 

Tú elegirás si quieres relajarte con música, tomar una clase de yoga, aprender a meditar o hacer visualizaciones positivas. El chiste es que aprendas a eliminar tensiones, miedos y preocupaciones a voluntad y que puedas intercambiar estos pensamientos por ideas positivas.

Aquí otro post que habla del tema: 4 cosas que deberías saber sobre la felicidad de tu bebé

6. Cultivar pareja y comunidad

Solas no podemos. Ningún mamífero primate se hace cargo de su bebé en soledad. Si contamos con el apoyo de nuestra pareja, procuremos seguir cultivando esta relación, buscar momentos para estar a solas, replantearse actividades en común ahora que habrá un bebé en casa, abrir un canal de comunicación honesto, hacer acuerdos familiares que beneficien a todos.

Además, buscar hacer red de apoyo con amigos y familiares. Tener con quien platicar de nuestro viaje a la maternidad y poder compartir emociones, alegrías y tristezas es un gran regalo. Buscar a otras familias embarazadas o con bebés también nos dará oportunidad de aprender en comunidad, con cariño y respeto.

Te regalamos esta guía de Remedios Naturales para el embarazo:

Descargar Guía Remedios Naturales para el embarazo

Estoy Emarazada_Remedios Naturales


 

Topics: Embarazo