Papaki Yoga

mitos-lactancia-materna_1_2_2262383

Mitos y realidades sobre la lactancia

Posted by Deni Rayn on Sep 16, 2018 4:17:29 PM
Amamantar a tu bebé es 90% paciencia y 10% técnica. Recuerda que no estás sola. Busca asesoría de lactancia con nosotros en cualquier momento de tu proceso y disfruta alimentando a tu bebé con lechita y amor.

New call-to-action

 

MITO #1 "No tengo leche suficiente"

Realidad: El proceso de producción de la leche materna comienza con la succión del bebé. A mayor demanda, mayor producción de leche.

MITO #2 "Debes tomar atoles o leche para tener aumentar la producción"

Realidad: Es importante alimentarse bien, ya que se quema una gran cantidad de calorías (aproximadamente 500 calorías extras por día). Es importante mantenerse bien hidratada tomando al menos 2 lt de agua, descansar lo más posible y estar tranquila.

MITO #3 "Si el bebé llora o quiere seguir succionando es que no se llena"

Realidad: Los bebés demuestran cualquier incomodidad llorando. Generalmente, el pecho les consuela cualquier malestar y succionar los relaja. La succión es un reflejo: succionan dormidos, despiertos, con hambre y sin hambre. También puede ser que el bebé por alguna razón no se esté terminando la toma o que esté en un pico de crecimiento (Alrededor de las 3 , 6 y 12 semanas de vida los bebés necesitan más leche, para aumentar la producción de leche de su madre, necesitan mamar constantemente durante tres días, consiguiendo así una producción de leche óptima. Una vez logrado el objetivo, bebé volverá a hacer tomas más espaciadas y la lactancia retomará su curso).

MITO #4 "Si no se llena o no sube de peso es porque la leche no es suficiente o no es buena"

Realidad: la leche de la madre siempre es de buena calidad (existen estudios incluso de madres desnutridas que producen leche de buena calidad). Puede ser que el bebé por alguna razón no se esté terminando la toma. Es normal que durante los primeros días el bebé pierda hasta el 10% del peso al nacer, ya que el calostro no contiene grasa y la succión requiere calorías.

A partir de la bajada de la leche un recién nacido saludable aumentará de peso más o menos a éste ritmo (la variación individual es considerable y haya factores como la herencia, el temperamento, etc. que contribuyen a dicha variación):

- 170 grs por semana durante los primeros 4 meses
- 120 grs por semana durante los meses 5o y 6o
- A cumplir los 6 meses se duplica el peso al nacer
- 85 grs por semana de los 6 a a los 12 meses
- Al cumplir el año se  triplica peso al nacer

MITO #5 "Tengo que complementar con fórmula para que mi bebé duerma mejor o por más tiempo"

Realidad: La leche materna se modifica a lo largo del día. Se ha demostrado que la leche nocturna tiene una mayor cantidad de grasa que por la mañana. Los recién nacidos tienen ciclos de sueño cortos que no tienen nada que ver con lo que comen.

MITO #6 "La fórmula es igual de buena que la leche materna"

Realidad: No hay mejor leche que la materna. La leche materna cambia de composición y cantidad según la edad y las necesidades del bebé. Contiene defensas de la madre, es bactericida, levemente laxante y fisiológica (se reabsorbe en caso de que el bebé broncoaspire),  además cambia de sabor ligeramente con su alimentación lo que facilita que el bebé acepte mejor los sólidos durante la ablactación. Ninguna otra leche tiene esas propiedades.

MITO #7 "Le cae mal mi leche o es alérgico a mi leche"

Realidad: El bebé puede ser intolerante o alérgico a algo de lo que come la madre. Es muy importante alimentarse bien ya que con la lactancia a libre demanda se consumen 500 calorías extras por día. Es necesario también mantenerse bien hidratada. Las moléculas y sabores de los alimentos pueden llegar a pasar por la leche por lo que se recomienda comer con moderación alimentos irritantes  y de difícil digestión y evitar alérgenos.

Evitar alimentos problemáticos las primeras semanas, e irlos incorporando poco a poco y observando al bebé, tales como:

Alimentos irritantes: cítricos (incluyendo el jitomate), café, refrescos, chocolate, picante y alimentos muy grasosos.

Alimentos de difícil digestión: brócoli, coliflor, colecitas de Bruselas, frijoles, habas, lentejas, melón, sandía.

Alimentos alergénicos: lácteos, trigo, huevo, pescado, mariscos, fresas, piña, nueces y cacahuates, cerdo, fresas, kiwi, chícharos, miel.

MITO #8 "Después de los 6 meses la leche materna ya no nutre"

Realidad: La leche materna se va modificando con el tiempo, para garantizar una adecuada nutrición del bebé. A partir de los 6 meses (aproximadamente) se termina la reserva de hierro del bebé y necesita consumirlo, por lo que comienza la ablactación. Sin embargo se ha demostrado que a pesar de que la leche materna contiene poco hierro éste se absorbe mejor que el adicionado a la fórmula. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda mínimo 6 meses de lactancia materna exclusiva (sin ningún complemento, incluyendo leche de fórmula, agua, ni tés) y considera que el destete antes de los 2 años de edad es prematuro; las tomas se van espaciando al introducir alimentos sólidos alrededor de los 6 meses de vida, pero la leche materna sigue proporcionando el 40% de la nutrición hasta cumplido el segundo año de vida.

MITO #9 "Amamantar duele"

Realidad: Si el bebé toma adecuadamente el pecho y mama adecuadamente NO DEBERÍA DOLER. La piel puede irritarse por la fricción durante los primeros días y arder entre tomas. Mantener la piel seca pero humectada, aplicar leche materna, lanolina u otra pomada específica para la lactancia (para no tener que retirarla) ayudará a mantener la piel de los pezones en buenas condiciones.

MITO #10 "Los bebés comen cada 3 horas como relojitos"

Realidad: Los bebés son personas. Los adultos comemos cuando es hora de la comida pero también cuando nos da hambre, los bebés igual. Lo mejor es la libre demanda pues regula la producción de leche materna, en especial durante los picos de crecimiento (3, 6, 12 semanas).

MITO #11 "El bebé rechazó el pecho/prefiere la mamila"

Realidad: Puede suceder en algunos casos, sobre todo después de un parto medicado, traumático o cesárea, una mala experiencia con personal de salud, pero casi siempre es debido al uso de mamilas.

MITO #12 "Amamantar es muy difícil"

Realidad: Con la práctica se vuelve fácil y cómodo una vez que se logra establecer bien la técnica y se dominan varias posiciones. Recuerda las 3 P´s de la lactancia: Paciencia, Práctica, Perseverancia

MITO #13 "Quita mucho tiempo/te esclaviza"

Realidad: Una vez establecida la lactancia (producción y técnica), dar pecho se vuelve más rápido y conveniente: la leche siempre está lista y a la temperatura adecuada; es muy fácil cuando se viaja o se está fuera de casa, no hay que comprar fórmula ni conseguir agua limpia, no hay que lavar ni esterilizar mamilas, es menos cansado por las noches y es gratis. A medida que el bebé crece, las tomas se acortan y espacian ya que la succión se vuelve más eficiente. Es posible extraer la leche para que alguien más ayude con la alimentación (no en mamila porque resulta contraproducente).

MITO #14 "No puedes tomar alcohol/medicamentos/analgésicos"

Realidad: La cantidad de alcohol que pasa a la leche materna es mínima. Es importante no excederse (beber sólo de vez en cuando y en pocas cantidades). El contenido de alcohol en la leche alcanza su máximo a los 30-60 min después de consumirlo, o 60-90 min si se consumió con comida. 1 cerveza o 1 copa de vino tardan de 3 a 4 horas en eliminarse (los licores contienen más alcohol y tardan mucho más). Mientras más despacio se beba menos alcohol habrá en el sistema. Medicamentos y analgésicos: La mayoría de medicamentos y analgésicos no se contraponen con la lactancia, o pueden ser reemplazados por otros, preguntar al pediatra (pro-lactancia) y/o checar en e-lactancia.org

MITO #15 "Se excluye al papá"

Realidad: El apoyo que papá brinda a mamá durante la lactancia es muy importante, tanto emocional como logísticamente. El papá puede (y debería) participar en todas las otras tareas como bañarle, cambiarle el pañales, arrullarle, dormirle, cantarle, leerle, jugar con bebé, etc. para crear lazos emocionales. El apoyo de la pareja es decisivo en el éxito de la lactancia materna, en equipo es más fácil resistir la presión social y superar los obstáculos que puedan presentarse durante el proceso de establecimiento de la lactancia. La pareja también puede apoyar en cuestiones logísticas haciendo más llevadero las primeras semanas tan agotadoras, por ejemplo durante la bajada de la leche (facilitando el tratamiento, atendiendo a la madre) y durante la noche (pasándole el bebé a la madre por ejemplo, trayéndole de beber y comer, etc.)

MITO #16 "Si trabajo no podré amamantar"

Realidad: Es más difícil para las madres que trabajan con un horario extendido y lejos de su bebé, sin embargo, es posible. Es necesario al menos al principio extraer la leche a las horas en que el bebé solía hacer sus tomas para evitar la congestión mamaria, poco a poco se pueden ir espaciando las extracciones en horas laborales pero se recomienda seguir a libre demanda cuando se está con el/la bebé para mantener la producción. Si es posible, buscar un sitio privado y tranquilo, llevar una fotografía o video del bebé y una ropita o cobija que huela a él/ella para una mejor estimulación sensorial. Extraer leche manualmente o con un extractor, almacenarla para su uso posterior (la leche extraída puede mantenerse refrigerada hasta por 72 horas o congelada hasta por 3 meses), suministrar en mamila, cucharita o vaso si tiene menos de 3 meses (para evitar la confusión en la succión). Si la lactancia está plenamente establecida se pueden utilizar mamilas y chupones sin problema. El chupón es útil para que el bebé tenga oportunidad de succionar (relaja). No hay mejor consuelo para ambos que el amamantarlo al regreso de una larga jornada de trabajo (facilita el mantenimiento del el vínculo emocional).

 

Ven a probar la clase de yoga mamá bebé:

Yoga Postnatal yoga mama-bebé

 

New call-to-action

Topics: familia, maternidad, yoga mama bebe, lactancia, Nutrición, Crianza