Papaki Yoga

 Resultado de imagen para temperamento niños

 

Crianza Consciente: Conoce el temperamento de tu niño pequeño

Posted by Deni Rayn on Apr 18, 2018 9:07:53 AM
El temperamento, con el cual nacemos y que está determinado genéticamente, es el estilo particular de cada individuo de procesar la información sensorial y de responder al entorno.


Los padres, obviamente, contamos también con nuestro propio temperamento. Definitivamente hay temperamentos que se complementan mejor y es importante saber si nuestro temperamento se complementa o choca con el de nuestros hijos para así hacer los cambios necesarios para vivir en armonía. 

 

Mi primera hija por ejemplo, es de temperamento inquieto o enérgico. Entonces, se imaginarán que como madre primeriza  (y no particularmente paciente), no me fue fácil entender que no era mi culpa que mi bebé no se durmiera fácilmente ni por mucho tiempo, o que solo durmiera si estaba pegada a mí (literalmente) sobre todo durante el día, pues los ruidos y cambios de temperatura la despertaban y le costaba mucho trabajo relajarse.

 

Todo el mundo me daba consejos con las mejores intenciones, pero hasta que entendí que era parte de su forma de ser y que más que entrenarla, acostumbrarla u obligarla, mi trabajo era contenerla, cubrir sus necesidades y ayudarla a irse adaptando al mundo externo a su propio ritmo, empecé a disfrutarla a ella y a mi maternidad.

 

El temperamento no es correcto o incorrecto, bueno o malo, mejor o peor, simplemente es diferente y único para cada individuo. No es cuestión de cambiar a nuestros hijos ni de etiquetarlos como buenos o fáciles, latosos o chillones, demandantes, flojos, precoces, tímidos etc., sino de aprender a convivir poniendo lo mejor de nuestra parte y encauzándolos para que aprendan a vivir y disfrutar en este  mundo con amor, respeto y comprensión.

Para conocer el temperamento de tu hijo (y el tuyo) pon atención a los siguientes elementos del temperamento:

 

1.- Nivel de actividad.

Se refiere a la actividad motora y proporción de periodos de actividad/inactividad y alerta/sueño.

  • ¿Qué tan activo es tu bebé?
  • ¿Qué tanto duerme? (esto varía obviamente según la edad y la etapa de desarrollo, pero hay variaciones individuales)

2. Ritmo y regularidad. 

El ritmo y regularidad está relacionado a la predictibilidad de funciones biológicas (hambre, sueño, evacuaciones). Esto está determinado por su temperamento, aunque una estructura y rutinas (flexibles) pueden ayudar a regular sus hábitos.

  • ¿Tiene hábitos estables?
  • ¿Qué tan regular es en sus siestas, sus comidas y en general en sus actividades?

 

3. Respuesta inicial. 

Es la reacción (aproximación/retracción) a una situación o estímulo nuevos. Está relacionado con el temperamento innato de bebé. pero tu respuesta hacia dichas interacciones influye también. Es importante darles el tiempo que ellos necesiten, sin presiones.

  • ¿Cómo reacciona cuando le ofreces algo nuevo o diferente de comer?
  • ¿Qué tan sociable o reservado es al conocer nuevos juegos/personas/lugares?
  • ¿Te parece que es precavido o aventurado en sus interacciones? 

Es recomendable poner atención a las indicaciones de agitación del bebé y saber cuándo alejarlo de situaciones que le agiten o irriten excesivamente.

 

4. Adaptabilidad. 

La adaptabilidad se refiere a su capacidad de ajuste a los cambios de actividades, de lugares y/o de personas.

  • ¿Qué tan fáciles le resultan las transiciones?
  • ¿Has identificado si se adapta fácilmente cuando se produce algún cambio que le afecta?

 

5. Umbral sensorial. 

Se refiere al nivel de sensibilidad a estímulos sensoriales, tales como: dolor, ruidos, olores, sabores, luces, texturas.

  • ¿Duerme "a pierna suelta", o se despierta con cualquier ruido?
  • ¿Se asusta con la aspiradora, la licuadora, los motores?
  • ¿Se irrita fácilmente?

Ten en cuenta que es importante contener y validar sus emociones de forma tranquila y paciente.

 

6. Humor. 

  • ¿Cómo reacciona a situaciones nuevas?
  • ¿Muestra gusto/disgusto, placer/molestia, aceptación/rechazo, sorpresa/ecuanimidad?
  • ¿Sus reacciones son previsibles?
  • ¿Sonríe fácilmente?

 

7. Grado de intensidad de reacciones y emociones. 

  • ¿Qué tan fácil es calmarlo cuando llora, arrullarlo para dormir?

 

8. Nivel de distractibilidad/concentración. 

  • ¿Puede entretenerse durante largos períodos con un mismo objeto/juego/canción?

9. Grado de persistencia y capacidad de atención. 

  • ¿Qué tan perseverante y persistente es cuando está tratando de lograr algo?  

 

Te presentamos estas clasificaciones como una guía para ayudarte a comprender mejor el temperamento de tu bebé, no son absolutas, existen diferencias individuales y, en ocasiones, una mezcla de características que además se presentarán de manera distinta según la edad y etapa de desarrollo del bebé.

Tú eres quien mejor conoce a tu bebé y quien estará a su lado para acompañarlo, te deseo que disfrutes el camino!!

 


 

¿Te interesa asistir a un círculo de crianza y hablar sobre este tema?
Informes Círculo de Crianza PAPAKI

 

Topics: Crianza